Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Gato siamés enfermedades

Gato siamés enfermedadesLa gran mayoría de las enfermedades se deben a deficiencias en la genealogía del gato. Por eso es importante tomar todas las precauciones necesarias para estar atento a la hora de cuidar correctamente a los gatitos siameses.

Las enfermedades más comunes que suelen tener los gatos siameses son:

Trastornos obsesivos y / o compulsivos

Los gatos siameses necesitan la compañía de otros animales o humanos. La soledad excesiva puede inducir un trastorno causado por el aburrimiento o la ansiedad de la espera.

Puedes notar un problema cuando se asean es exceso. Se lamen tanto que pueden hacer agujeros en el pelaje. Esta condición se llama alopecia psicógena. La ingestión del pelo puede causarle problemas intestinales.

Cáncer de mama

En la edad adulta, en los gatos siameses a menudo aparecer quistes en los senos. Aunque la mayoría son benignos, pueden volverse cancerosos. Por esta razón, el veterinario debe analizarlos cuando aparecen, controlarlos y, realizar una cirugía si son malignos.

Una visita veterinaria cada 6 meses será suficiente para detectar y evitar este problema a tiempo.

Enfermedad vestibular

Esta enfermedad suele tener una causa genética. Está relacionado con el nervio que conecta el oído interno.

Por lo general, esta enfermedad dura poco tiempo y se cura solo. Sin embargo, si es recurrente, debe ser tratada por un veterinario.

Esta enfermedad causa mareos y pérdida de equilibrio en el gato.

Alteraciones ópticas

Aunque no son enfermedades en sí mismas, sino desviaciones del modelo estándar del gato siamés. Los gatos siameses pueden sufrir alteraciones ópticas como el estrabismo. El gato ve perfectamente, aunque sus ojos están orientados de forma desviada.

El nistagmo es otra alteración del nervio óptico, esta alteración hace que los ojos se muevan de derecha a izquierda o de arriba a abajo. Aunque es raro, puede ocurrir en gatos siameses.

Siempre consulta a tu veterinario ante estos casos, puede ser una señal de que el gato padece una enfermedad renal o cardiaca.

Hidrocefalia

Es una alteración genética del gen hy, la acumulación de líquido cefalorraquídeo presiona el cerebro y puede causar daños irreversibles. Un síntoma obvio es la hinchazón de la cabeza. El veterinario debe atender inmediatamente al gato.

Parásitos

Los parásitos pueden generarle enfermedades, tienes que evitar que se contagien tomando algunas precauciones.

Las pulgas y las garrapatas son las más comunes. Si notas que tu gato se rasca regularmente, revísalo y busca una solución.

Unos de los tratamientos más comunes es el collar de pulgas, aunque no destruye todas las pulgas, ya que para que mueran, estas deben estar en contacto con el collar.

El método más efectivo es el spray anti-pulgas, aunque es el menos agradable. Debe aplicarse con cuidado, en un área bien ventilada y evitando el contacto con las membranas mucosas. Se recomienda usar guantes para su aplicación. Debes tener al gato unos diez minutos contigo, hasta que se evapore el producto, luego lo puedes soltar. Una vez que el producto se evapore, el gato puede lamerse con seguridad.

Si tu gato tiene una garrapata, quítalo desde la base con unas pinzas. Compruebe que parte de la garrapata no se quede incrustada en su piel.

Ten cuidado con los parásitos intestinales, sobre todo si tu gato está acostumbrado a comer carne cruda. Aunque no coma aquello, es mejor desparasitarlos cada 3 meses dándole una pastilla adecuada.

La mejor forma de darle la pastilla es abriéndole la boca, colocando la tableta dentro e inyectándole agua con una pajita, seguidamente, cerrarle la boca para que no la tire.

Las visitas al veterinario suelen ser estresantes para el gato, es mejor hacer las consultas sólo cuando sea muy necesario, no de manera seguida.

[Total:1    Promedio:5/5]

Add Comment